¿Cómo vivir el confinamiento desde la calma y la paz interior?

Vivir el confinamiento desde la calma y paz interior

Descubre algunos consejos esenciales para sentir paz y serenidad en pleno confinamiento.

El confinamiento es un hecho al que no estamos acostumbrados. Permanecer, de forma impuesta, en nuestro hogar puede causarnos estrés e incluso ansiedad. No sabemos qué hacer. Las horas se tornan largas e interminables. La vida pierde, aparentemente, su sentido. Uno puede incluso hasta preguntarse: ¿y por qué levantarse?

Todo esto ocurre porque en nuestra sociedad se nos ha enseñado a no parar. A ir de un lado a otro. A ocupar el día con mil y una tareas. A sentirse bien sólo cuando uno ha cumplido con sus deberes. Sólo cuando uno ha estado socializando. Sólo cuando uno ha estado trabajando. Comprando. O experimentando.

Sin embargo, el confinamiento aguarda un auténtico tesoro: la oportunidad de aprender a estar consigo mismo; aprender a estar sin hacer. Familiarizarse con la acción de “ser”.

Consejos para vivir el confinamiento desde la paz interior

Disponer del tiempo y el espacio necesarios para estar con uno mismo es fundamental para vivir la vida desde la plenitud y la gratitud. El confinamiento es un momento ideal para cultivar esta cualidad.

  • Aprender a estar solo y en silencio: una gran experiencia es la de sentarse sólo a respirar y disfrutar del silencio que a uno le rodea. Ese momento que muchos consideran como aburrido puede convertirse en un auténtico descubrimiento. En la quietud del silencio, podemos, al fin, calmar el flujo de nuestros pensamientos. Sólo debemos sentarnos en un rincón tranquilo y agradable y contemplar nuestra respiración ir y venir. Disfrutar con cada inhalación y de cada exhalación. Al principio puede parecer duro. Pero con paciencia y perseverancia, la mente se torna cada vez más clara y esto nos brinda momentos de paz y de serenidad difíciles de expresar.
  • Dedicar tiempo a nuestras pasiones: al fin disponemos de tiempo y espacio para poder cultivar aquellas cualidades que nos hacen estar felices. Pintar, dibujar, bailar, cantar, coser, leer, escribir, cocinar… Todos tenemos un hobbie que hace que el tiempo se nos pase volando; una habilidad en la que nos sentimos plenos y vivos; algo que nos aporta paz y alegría; que da sentido a nuestro vida. El confinamiento es un momento ideal para desarrollar esa cualidad latente y porque no, convertirla en un oficio real. Muchas veces, el miedo a arriesgarnos y perder lo que tenemos nos impide cumplir nuestros sueños. El confinamiento nos brinda la oportunidad de ejercitarnos en nuestro don y pensar si queremos convertirlo en nuestra principal ocupación.
Meditar durante el confinamiento
  • Ralentizar el ritmo para disfrutar de lo sencillo: otra bondad del confinamiento es la de disponer del tiempo necesario para aminorar el ritmo de nuestro día a día y realizar cada acción con consciencia y atención. Aprender a ejecutar las tareas desde un espacio de calma y serenidad, con una intención especial, puede transformar por completo nuestra vida. En vez de cocinar con prisas y a desgana, podemos disfrutar con cada gesto, observar con detenimiento cada alimento, disfrutar del olor que desprende la cocción, degustar con suavidad un plato excepcional. Hacer de cualquier tarea un ritual.
  • Cultivar la gratitud y el amor: estas dos cualidades son fundamentales para vivir el confinamiento desde la paz interior y la calma mental. Debemos escoger un momento del día, preferiblemente al despertarnos o acostarnos, para dar las gracias por disponer de un hogar donde vivir. Cuando no tenemos tiempo, damos por hecho muchas cosas que en realidad no deberían serlo. Sólo una pequeña minoría dispone de un espacio caliente, con techo, camas cómodas, agua corriente, luz, electrodomésticos y suficientes alimentos. Cuando uno se para un momento y medita sobre ello, se da cuenta de lo afortunado que es y ve las cosas diferentes. Ducharse ya no es una experiencia cotidiana, sino que se torna en una auténtica maravilla. Disponer de luz eléctrica ya no es normal, sino una gran bendición. Tener suficientes alimentos ya no se da por hecho, sino que es fuente de puro agradecimiento. Se dice que cuando uno cambia la manera de ver las cosas, las cosas que ve cambian. Si uno decide ver el confinamiento desde la gratitud y el amor, éste se torna en un período de esplendor.
  • Meditar sobre qué rumbo tomar: finalmente, este período de reclusión, también debe ser utilizado para meditar sobre el punto en el que nos encontramos. Por fin disponemos de tiempo para pensar si lo que hacemos es realmente lo correcto. ¿Nuestro trabajo es fuente de placer o de sufrimiento? ¿Las relaciones que tenemos nos hacen crecer o debilitan nuestra energía? ¿Estamos satisfechos con nuestra vida? ¿Hay algo que deseamos cambiar, mejorar o dejar? Ahora es el momento de pensar en ello y caminar hacia ello. ¿Tenemos algún sueño? ¿Queremos cambiar por completo? Utiliza el confinamiento para esto. Aprovecha este momento de pausa para escuchar a tu corazón y actuar desde su voz. Para empezar a esculpir ese sueño que tanto te hace sonreír.

Mantenerse en paz durante el confinamiento

El confinamiento no es un calvario si uno sabe aprovecharlo. Debemos aprender a humildarnos. A ser agradecidos por cada cosa que nos trae la vida. A ver en los momentos difíciles, oportunidades de crecimiento. A descifrar el auténtico significado de todo lo que nos está pasando. Puede que la vida nos haya brindado esta pandemia porque la humanidad no vivía con consciencia. Puede que la vida nos haya obligado a parar, para meditar sobre el rumbo que la humanidad debe tomar. Puede que la vida sólo haya querido mostrarnos, que el camino que habíamos tomado era el equivocado. No sabemos lo que ocurrirá; pero sí que podemos mejorar. Es momento de meditar sobre qué valores debemos construir esta nueva sociedad y vivir por cuidar de toda la humanidad. Por ser paz y amabilidad. Por ayudar y amar.

 

Mae Knapnougel


1 comentario


  • Veronica

    Excelente texto , profundo y muy real , esto nos pasa a nivel mundial ,algo único e inexplicable que desde tantos lugares del.mundo ,muchas personas por no decir todos ,cestemis pasando por lo.mismo y sintiendo tanta incertidumbre ante esto desconocido ! Gracias por estos espacios de ayuda y reflexión ,nos hacen tanto bien. ademas nos une a personas tan maravillosas y sanas que es muy gratificante!!! Namasté


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados