¿Porqué es importante fortalecer el Core?

El core

Descubre las razones por las cuales es importante tonificar el core (núcleo corporal).

Ejecutar un entrenamiento adecuado del core, también conocido como núcleo corporal, es fundamental. El core es una de las regiones más importantes del cuerpo, y como tal, interviene en prácticamente cualquier movimiento que realizamos, no solo en la práctica deportiva, sino también en nuestro día a día.

¿Qué es el core y porqué es importante?

Para ser conscientes de lo relevante que es tener un core fuerte, es necesario entender su función y la importancia que tiene en nuestro organismo su buen estado de forma.

Cuando hablamos del core nos referimos, en realidad, a los músculos de la zona central de nuestro cuerpo, es decir, la zona que comprende toda la región abdominal, la zona lumbar, los glúteos y la pelvis.

Es una palabra anglosajona que significa núcleo o centro: en este lugar se encuentra nuestro centro de gravedad y nuestro tercer chakra: manipura chakra.

La importancia de tener un core fuerte

La forma en la cual está constituido el core hace que tenga forma de corsé. Este corsé muscular protege una gran cantidad de órganos y estructuras óseas como el sistema digestivo, el reproductor, parte de la columna vertebral…

Dada su situación estratégica, el core es una zona clave de nuestro cuerpo.

Los músculos que forman el core son los responsables de que el resto de músculos de nuestro cuerpo puedan ejercer correctamente su labor.

Para andar, por ejemplo, es evidente que necesitamos la acción de los músculos de las piernas, pero también es imprescindible la acción de los músculos del core. Lo mismo ocurre cuando nos inclinamos hacia delante para coger un objeto del suelo o nos ponemos de puntillas para cogerlo de alguna estantería. En todos estos movimientos diarios, necesitamos la ayuda del core.

Los beneficios de fortalecer el core

Cuanto mejor esté entrenada la musculatura del core, más eficiente va a ser la acción del resto de la musculatura del cuerpo: de esta forma, cada músculo cumplirá únicamente con la función para la cual está creado y no deberá sobre esforzarse.

Al ser el centro de apoyo de todas las fuerzas que ejercemos con las extremidades, y también el responsable de que mantengamos el equilibrio y la postura cuando realizamos cualquier acción, es fundamental cultivarlo y tonificarlo.

Además, a nivel energético, en el core reside el tercer chakra: el de la autoestima. Cuanto más trabajamos esa zona del cuerpo, más confianza tenemos en nosotros mismos. Cuanto más cuidamos de él, más enfocados y centrados nos encontramos. Somos un cuerpo físico y un cuerpo energético: a nivel físico, ganar fuerza en el core nos aporta equilibrio, mayor rango de movilidad y fuerza terrenal; a nivel energético nos empodera. Despierta en nosotros la confianza, la conexión con nuestro potencial más elevado. Nos ofrece la oportunidad de sentirnos vivos, con un propósito específico y la fuerza de superar cualquier obstáculo que se encuentre por el camino.

¿Cómo puedo fortalecer el Core en la práctica de Yoga?

En los últimos años, ha nacido un nuevo estilo de Yoga que combina las asanas tradicionales con movimientos o transiciones propios del fitness para trabajar eficientemente la zona del core. Éste se llama Core Vinyasa. Son prácticas dinámicas, retadoras, vigorizantes y desintoxicantes.

El pranayama que más se utiliza en esta práctica es Kapalabhati (respiración de fuego): y muchas veces se ejecuta en pleno movimiento. De esta forma, las toxinas físicas se eliminan a través del sudor y de la exhalación. En Core Vinyasa, se inhala en los momentos de expansión o relajación y se exhala en los momentos de contracción. Una correcta exhalación es pues, fundamental, a la hora de fortalecer el core y la zona abdominal.

Existen otras disciplinas como el Pilates o los entrenamientos de Fitness que trabajan con gran dedicación la zona del Core. Uno debe estar abierto a probar diferentes formar de fortalecerlo. Uno debe ser valiente y confiar en su capacidad de estar fuerte. Al fin y al cabo, un cuerpo sano y en forma ilustra un corazón vivo y vigoroso. Cuanto más cuides tu templo, mayor contento sentirás. Mejor vivirás. Más amarás.

Mae Knapnougel


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados