El cuidado de la piel en verano

Descubre nuestras recomendaciones saludables para el cuidado de la piel en verano. 

El cuidado de la piel en Verano

La piel es uno de los órganos más grandes e importantes del cuerpo humano: el cuidado de la piel en verano es un factor, por lo tanto, indispensable.

Ella es la puerta de entrada del cuerpo humano; la protectora incansable del organismo. No sólo representa la intermediaria entre el mundo interior y el mundo exterior; es también un órgano de depuración.

A través de la piel y de su sudoración se eliminan un sinfín de toxinas físicas. La piel también es el reflejo de la salud de nuestro cuerpo: cuando se encuentra colorida y radiante, sabemos que el cuerpo se encuentra saludable y vibrante. Cuando la piel se muestra pálida y seca, sabemos que el cuerpo se siente frío y anímico. Cuando la piel muestra un acné tardío, sabemos que el cuerpo necesita una depuración y una gran limpieza interior…

Este órgano refleja, pues, el estado vital del ser humano. Por ello, el cuidado de la piel en verano es fundamental: mantener este órgano vital en buen estado es esencial.

Consejos para el cuidado de la piel en verano

Desde Believe Athletics apostamos por la naturalidad, por lo fácil y lo accesible. A continuación te dejamos unos consejos muy simples para el cuidado de la piel en verano:

  • sigue una alimentación rica en alimentos con vitaminas A, C y E: los frutos silvestres como los arándanos o las fresas, los cítricos como el limón o las naranjas, las frutas dulces como la nectarina o la papaya son alimentos muy ricos en antioxidantes. Las hojas verdes, los germinados, y las semillas también poseen altos niveles de vitamina, son fotoprotectores y depuradores. Para mantener una piel saludable, limpia y bonita, es importante cuidarse desde dentro: depurar el organismo de toxinas, alimentarlo con energía y vida, tratarlo con amor y respeto…
  • expónte al sol en las horas más suaves del día: en verano a todos nos gusta tomar el sol. Sentir su abrazo cálido es un regocijo para nuestra piel: sin embargo, hacerlo entre las 12:00h y las 16:00h puede ser muy agresivo para el cuerpo. En verano, es mejor optar por tomar el sol a primera hora de la mañana o bien entrada la tarde. De estar forma, nos aseguramos de no exponernos a los rayos más agresivos y nos alimentaremos de vitamina D, de su luz y de su vida.
  • utiliza cremas solares biodegradables y naturales: el uso adecuado de productos corporales es esencial para mantener una piel saludable. Todo aquello que entra en contacto con la piel, pasa a formar parte de nuestro cuerpo: los poros son las vías de acceso a nuestro mundo interno. Utilizar productos naturales alimentará nuestra piel, evitará la entrada de toxinas y además, si son biodegradables, preservará la buena salud y disposición de la naturaleza. Somos un único ser en múltiples formas: seres humanos, gotas de agua, partículas de arena, pétalos de flor… Respetar la naturaleza es respetar a nuestra madre tierra. Cuidar de su salud es cuidar de la nuestra.
  • haz de tu rutina de auto cuidado corporal una meditación celestial: cada momento es perfecto para meditar. Cada vez que emprendas tu cuidado facial puedes meditar. Es tan fácil como empezar por realizar cuatro respiraciones largas y conscientes. Mirarte unos instantes al espejo y observar la piel de tu cuerpo. Darle las gracias por estar ahí, por vivir junto a ti, por cuidar de ti. Crear un baile armonioso donde tus manos sean las compositoras de una coreografía consciente y el cuidado de tu piel se convierta en una sinfonía suave e indeleble. Presiona con suavidad cada zona que toques con tus manos, masajea con cuidado cada zona que esté recibiendo tus cuidados. Enjuaga con dulzura cada parte de tu cuerpo. Disfruta de cada gesto; hazlo único y perfecto.

Estas son algunas prácticas muy sencillas y divertidas para cuidar de tu piel este verano. Recuerda que el sol de ahora es mucho más intenso y agresivo que él de hace unos años. Si tu intención es pasar el verano bajo su exposición, debes instaurar un ritual de protección y cuidado elevado: la piel es un órgano vital, un miembro fundamental para tu salud y longevidad. Haz de tus auto cuidados un momento de conexión y descanso; una ceremonia de belleza y presencia.

Mae Knapnougel


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.