Consumo Consciente: ¿qué significa consumir con consciencia?

Descubre qué es el consumo consciente y cómo ponerlo en práctica en la vida diaria.

Consumo Consciente

Cada vez escuchamos con más regularidad la expresión “consumo consciente”. Lo leemos en las revistas, lo escuchamos en los podcasts, lo vemos escrito en las publicaciones de los influencers… Es evidente que su poder es creciente.

¿Qué es el consumo consciente?

El consumo consciente no es más que consumir aquello que uno realmente necesita. Requiere de un proceso de auto exploración e indagación. Es importante entender nuestras necesidades auténticas para hacer unas compras con consciencia.

Además, si tenemos la posibilidad, consumiremos aquello que no provoca un daño medioambiental. Es decir, que no sólo compramos lo estrictamente necesario, sino que el producto o experiencia que adquirimos respeta la vida en todas sus facetas (sostenibilidad y ética humana).

Imagina, por ejemplo, que llevas utilizando la misma prenda deportiva hace muchos años. Ésta está ahora muy desgastada y te es muy incómoda porque se ha dado. En este caso, necesitas comprar un conjunto nuevo. Lo necesitas por un tema de comodidad. Y por un tema de estética (no debes sentirte superficial por sentirte atraída por la imagen, es algo bonito si no se torna obsesivo).

En este caso, para que el consumo consciente sea completo, debes ser realista con tu presupuesto y comprar lo justo y necesario. En el caso de que en una marca de moda sostenible sólo pudieras comprar un conjunto mientras que en una marca de fast fashion pudieras comprarte hasta tres, el consumo consciente sería optar por la primera. Dedicas tu dinero en apoyar a una empresa que tiene un impacto positivo en el planeta y cubres tu necesidad de adquirir una nueva prenda, más cómoda y estética.

Beneficios de un Consumo Consciente

¿Cuáles son los beneficios de consumir con consciencia?

Los beneficios del consumo consciente son los siguientes:

  • evitar un impacto medioambiental negativo,
  • reducir la contaminación y la explotación laboral en el mundo,
  • apoyar a empresas con alma que promueven grandes valores humanos,
  • reducir los gastos innecesarios y ahorrar dinero,
  • reducir el estrés y la ansiedad,
  • alinearte con tus necesidades reales,
  • aportarte una mayor comprensión de tu mundo interior…

Un consumo consciente es un acto de autocuidado. A través de tu propia auto exploración, aprendes a consumir con respeto y atención, sin malgastar ni despilfarrar.

Tips para consumir de forma consciente.

Antes de cualquier compra, puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿cómo me siento hoy?
  • ¿qué necesito realmente comprar hoy?
  • ¿qué me falta ahora mismo? ¿qué es aquello que si adquiero, me aportará valor? ¿cuál es la razón detrás de este sentimiento? ¿porqué quiero comprar esto?
  • ¿si compro esto, me sentiré más pleno? ¿está alineado con mis valores? ¿no será, a la larga, fuente extra de estrés y ansiedad?
  • ¿de dónde proviene? ¿quién lo ha ideado o fabricado?

A partir de aquí, puedes acotar mucho tus compras y practicar un consumo más consciente e inteligente. Recuerda que en algunas ocasiones te equivocarás: es completamente normal y natural. Todo aprendizaje necesita de errores para poder asentarse y dominarse. Se compasiva contigo misma y disfruta de unas compras diferentes y más conscientes.

Mae Knapnougel


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.