¿Qué es el Power Yoga?

Power Yoga: movimiento y fogosidad con consciencia y amabilidad.

Power Yoga

El Power Yoga es un estilo de práctica dinámica que incorpora numerosas asanas avanzadas del Ashtanga. La diferencia está en las transiciones que unen una postura a otra. Mientras que en Ashtanga el ritmo y la secuencia es siempre igual, en Power Yoga todo cambia sin parar.

Historia del Power Yoga

Historia del Power Yoga

Este estilo dinámico y fogoso nace en los años noventa de la mano de Beryl, una estadounidense que tras largos años de estudio en la India, se dio cuenta de que el mundo occidental necesitaba una práctica muy movida para conectar con su esencia mística. De esta manera, creó un estilo basado en el Ashtanga Yoga pero con series libres para llevar al practicante a un estado de meditación a través de movimientos fluidos y a la vez intensos.

Filosofía del Power Yoga

Filosofía del Power Yoga

El Power Yoga es una práctica muy libre, volátil y cambiante. La idea es que cada clase sea diferente, cada profesor tenga la oportunidad de imprimir su marca personal, cada practicante ejecute una opción acorde a sus necesidades y el ritmo no pare.

En las clases de Power Yoga, las pausas son escasas. Son secuencias fluidas, muy creativas, rápidas e intensas, que cualquier persona puede practicar y ajustar. Es verdad que si eres una persona que jamás ha practicado Yoga antes, sea un reto muy grande. En estos casos, puedes enfrentarte a tu frustración y poco a poco mejorar tus habilidades, o iniciarte con cursos para principiantes. Las dos opciones son válidas y ambas te aportarán un conocimiento y crecimiento personal.

Desde Believe Athletics creemos que cada persona es única: algunos empiezan por el principio y otros por el final. Y nada está mal.

Beneficios del Power Yoga

Beneficios del Power Yoga

Este estilo dinámico, fogoso, creativo y divertido ofrece numerosos beneficios para el cuerpo y la mente:

  • desarrolla la musculatura del cuerpo desde un lugar seguro y saludable,
  • genera fuerza y despierta el fuego interior,
  • brinda agilidad corporal,
  • mejora el equilibrio y desarrolla la ecuanimidad,
  • libera dopamina y endorfinas, las hormonas de la motivación y acción,
  • brinda una maravillosa sensación de serenidad,
  • enfoca la mente y los sentidos,
  • libera el estrés, la ansiedad y los nervios internos.

Su movimiento constante y carácter sorprendente hacen que el practicante sólo piense en lo que hace. Eso le permite estar completamente presente. Unido a su cuerpo y moviendo su cuerpo. Centrando en cada gesto y sin tiempo para pensar en otro suceso.

Por ello, el Power Yoga ofrece una sensación final de paz y serenidad, de conexión y relajación. Porque nos ha permitido ser al hacer. Porque nos ha permitido ser sin preveer.

Mae Knapnougel


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.